Bienvenido al Reino del AMOR; donde VIVIR y JUGAR son lo mismo…

Taller de 4 días para descubrir y sanar los efectos de tu niñez en tu edad adulta, dentro de un espacio para perdonar, liberar, concientizar y renovarte sin condiciones. Una oportunidad de transformar tus creencias básicas de manera directa y efectiva. Seguridad, conocimiento y herramientas acerca de lo que TRANSMITIMOS a nuestros hijos.

Identificar los mensajes que se reciben en la niñez, al pasar por la adolescencia y durante la edad adulta, que como resultado transmitieron: temor, conflicto, culpa, vergüenza, inseguridad, entre otros aspectos; reconociendo en tu presente las maneras y reacciones impregnadas de esos eventos, ante mensajes similares, ya como adultos.

Se aprende a generar relaciones efectivas. Entender los filtros que te heredaron e incrementar la habilidad de gozar lo que ya has logrado; utilizando tus errores como aliados, en vez de sentir culpabilidad ante ellos.

Un taller de reencuentro con tu Niño Interior para sanarlo, perdonarlo, liberarlo, amarlo y aceptarlo sin condiciones.

Permitiéndote completar ciclos, conocerte y explorar tu Niño Interior.

 

…………………………………………………………………………………………………………..

CUESTIONAMIENTOS

¿Qué ha pasado con el Niño Interior que fuiste; ese quien eres tú y vive en ti?

¿Qué actitudes aún existen en tu YO adulto que se manifiestan en tu vida diaria con eventos, frustraciones, ciclos inconclusos, impulsos y otras maneras de mostrarte que no entiendes…?

 …………………………………………………………………………………………………………..

EXPLICACIÓN DEL TALLER

Para recuperar y fortalecer el amor a uno mismo, es muy importante sanar las heridas emocionales que se fueron acumulando desde nuestra infancia.

La estructura del Taller Niño Interior busca sanar y rescatar a este NIÑO / NIÑA que cada uno de nosotros fuimos y aun seguimos siendo, y el cual, es el núcleo de nuestro SER emocional, que comenzó a gestarse en la infancia, durante los primeros siete u ocho años de vida.

Encontrar, rescatar y reconocer a nuestro Niño Interior, significa cambiar nuestra programación emocional; sanar las heridas que se generaron en la niñez y que se han quedado allí hasta el día de hoy.

Inclusive, creemos que hasta una persona letrada y con estudios, puede reaccionar de manera errónea ante las dificultades; pues quien está llevando el control de la tormenta emocional es ese niño interior lastimado que habita dentro del cuerpo adulto.

Cada individuo puede avanzar enormemente en su evolución interna, si se ocupa de sanar las heridas emocionales que tuvo en su infancia; ya que verdaderamente dentro de cada persona aún existe aquella criatura vulnerable que se supone, quedó en el pasado.

Nutrir de amor a nuestro Niño Interior es, sin duda, de las mejores cosas que podemos hacer por nosotros mismos. A partir de este punto, el manejo emocional de nuestra vida puede transformarse enormemente.

Todos en algún momento de nuestra infancia, fuimos vulnerados en menor o mayor medida. Por eso el niño herido crece, pasa por una adolescencia difícil y se convierte en otro adulto angustiado, estresado, lleno de miedos y de culpa; de violencia hacia él y/o hacia los demás, repitiendo el mismo patrón con sus hijos.

Es nuestra parte más sabia, noble e intuitiva, con nuestro niño interior, podemos impulsar nuestra evolución para transformarnos en la mejor versión de nosotros mismos.

 …………………………………………………………………………………………………………..

Recomendado para todo público.

Un apoyo extraordinario para padres de familia, psicólogos, parejas en espera de un bebe, planeación  familiar y parejas próximas a casarse. Bases para comprender el comportamiento de tus niños pequeños, para manejar el temor al no saber si los estoy educando como debe de ser, sanar eventos, controlar impulsos de nuestra niñez en situaciones adultas, etc.

 …………………………………………………………………………………………………………..

ITINERARIO – Jueves a Domingo

1er. día. Registro 5:00 p.m. Inicio: 6:00 pm. – 12:00 a.m.

2do. día. De 6:00 pm. a 12:00 a.m.

3er. día. De 10:30 am. a 12:00 a.m.

4to. día. De 10:30 a.m. a 10:00 p.m.

Nota: Los horarios de finalización del taller son aproximados.

 

La vida es un juego, no un enfrentamiento; los niños la jugamos, los adultos se disputan el marcador. Esa es la diferencia.